FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO DE CANTABRIA.

ITINERARIO CULTURAL EUROPEO

 

El 28 de septiembre de 1556, víspera de San Miguel, arribó en el puerto de Laredo, el Emperador Carlos V. Después de cuarenta años de un reinado en el que España se había convertido en la mayor potencia del mundo, el Emperador Carlos V, anciano y cansado, decidió retirarse al Monasterio de Yuste (Cáceres).

Esta Ruta pretende emular el último viaje del emperador Carlos V por tierras españolas. Se trata de la partida del Monarca desde Laredo (Cantabria), pasando por Medina de Pomar (Burgos) hasta Cuacos de Yuste (Cáceres).

El emperador Carlos V fue un símbolo de unidad para diferentes regiones y países de Europa. Muchos lugares históricos y manifestaciones culturales todavía mantienen vivo el recuerdo de este soberano paneuropeo del siglo XVI. Para muchos países del centro y del sur del continente, Carlos de Habsburgo es una referencia común importante, cultural, histórica y política.

Incorporado al programa de Itinerarios Europeos en 2015, la Ruta de Carlos V pretende ir más allá del ámbito histórico y artístico, procurando conectar a las diferentes regiones que todavía conmemoran eventos relacionados con el monarca, como festivales, mercados tradicionales o fiestas locales.

Siguiendo esa línea, las localidades cántabras de Asón-Agüera, Laredo, Colindres, Limpias, Ampuero, Rasines, Ramales de la Victoria, Soba, junto con Lanestosa del País Vasco y Medina de Pomar en Las Merindades, Castilla León, Han decidido colaborar para convertir este evento en una marca común, que sirva para promocionar los valores históricos, culturales y turísticos de dichas comarcas.

La “Otoñada” enmarca una serie de actividades que se desarrollan en las mencionadas localidades desde Septiembre a Diciembre.

 

Todo el mundo está invitado.